JOSEP CUSSÓ

Coach de Hablar en Público.

Más de 15 años entrenando.

Más de 1000 alumnos satisfechos.

Más de 25.000 horas entrenando.

¿TIENES ILUSION DE APRENDER A HABLAR EN PÚBLICO?

Un entrenador profesional de hablar en publico:

  • Te acompañará para que seas competente y puedas ofrecer a tu audiencia la imagen profesional que necesitas para lograr el éxito profesional que mereces.
  • Te llevará a los confines de tu potencial como orador en el mínimo tiempo posible y con la máxima eficacia.
  • Posibilitará que te conviertas en el orador con el que sueñas. .
  • Contribuirá a que logres la calidad y el estilo de vida que te mereces.

En esta página, descubrirás mi faceta como entrenador profesional en hablar en público:

  • Llevo 40 años dedicado al descubrimiento de métodos para aprender a hablar en público.
  • Más de 15, ininterrumpidos, dedicado a la enseñanza del hablar en público en Barcelona.
  • He entrenado a más de 1000 alumnos, de todo tipo y condición.
  • Más 25.000 horas entrenando, tanto individual, como grupalmente.

Todo empezó cuando un día me quedé bloqueado ante 40 ojos al tener que ofrecer una charla.

Sin saberlo, padecía de miedo escénico y, además, no tenía ningún tipo de conocimientos, ni experiencia previa, sobre cómo hablar en público.

En ese momento, miré atrás en mi vida y, en lo que tarda un rayo, conecté algunos puntos que me hicieron entender que tenía una grave limitación que afectaría negativamente a mi vida futura

Sobre todo, me preocupaba no poder superar el miedo a mostrarme yo mismo ante cualquier persona o grupo.

Desde ese mismo día, busqué solucionar esta situación y, así, hasta el día de hoy.

Mira como son las cosas, actualmente, acompaño a otras personas a realizar el mismo camino que yo hice para salir del pozo.

Luego, más abajo, te cuento el resto de la historia.

Hoy en día, poseo un método propio probado y validado por los éxitos conseguidos: el Programa de Entrenamiento “CICERON” que ayuda a sacar a la mejor vesión del orador que hay en ti, aquel capaz de interesar, cautivar y comprometer a la acción a sus oyentes.

Este programa contempla diferentes modalidades, adaptándose a tus necesidades de aprendizaje.

Como entrenador, soy amoroso, pero riguroso.

Tengo la capacidad de meterme en la piel de mis alumnos y entender el momento emocional en que se encuentran dentro del proceso de aprendizaje, a la vez que entiendo claramente cuales son las limitaciones que les impiden avanzar justo en ese momento.

No es magia.

Es experiencia.

Tengo mucha, la verdad.

Piensa que yo ya pasé por ahí hace muchos años. 

“Sabe más el diablo por viejo que por diablo”, dice el refrán.

Por otro lado, hay otra faceta de mi que es necesario que sepas si estás pensando en contratarme.

Se puede decir más alto, pero no más claro: NO ME GUSTA HACER PERDER EL TIEMPO A NADIE Y NO ME GUSTA QUE ME LO HAGAN PERDER A MI.

Me gusta trabajar con gente que respete su propio tiempo, sus propias energías y su propio dinero y que respeten lo mismo en mi.

Por eso, te haré ver rápido lo que funciona y lo que no funciona en tu manera de pensar y en tu charla, tus piedras en el camino, y te ofreceré, inmediatamente, la mejor información de retroalimentación para que puedas realizar el aprendizaje pertinente y seguir avanzando.

La mayor parte de la veces, te costará bastante tiempo integrar los conocimientos aprendidos, pero al saber donde tienes que poner el foco de tu atención, te hace ganar tiempo al tiempo y emplear mejor tus energías donde realmente hacen falta.

De esta forma, emplearás bien el dinero que inviertas en tu entrenamiento de hablar en público.

Me gusta que mis alumnos también se respeten a sí mismos y que sean puntuales, que vengan a la sesión con ganas de entrenar.

Suelo ser muy puntilloso con la puntualidad.

Me gusta usar todo el tiempo que me has contratado para trabajar intensamente.

¿Si no cómo vamos a conseguir el objetivo que te has marcado?

Te lo recuerdo: EL OBJETIVO QUE TU MISMO TE HAS MARCADO PORQUE TU VIDA PROFESIONAL DEPENDE DE ELLO.

No se trata de mi objetivo, se trata del tuyo.

Por lo tanto, ¿a quién crees que le interesa MAS aprovechar todos los segundos de su entrenamiento?

¡Enhorabuena!, seguro que lo has adivinado.

Superar el miedo a hablar en público y elevar tu nivel como orador es algo perfectamente alcanzable para cualquier persona media, pero ya te lo advierto, no es cosa de un día, ni dos, ni tres.

En realidad, requiere bastante MAS tiempo.

No te dejes engañar por quien te diga lo contrario.

Quieren tu dinero, no tu éxito.

Yo, en cambio, quiero tu éxito.

Por eso te hablo tan claro, sin pelos en la lengua, que ya somos mayorcitos y, quien más quien menos, se afeita la barba desde hace años.

El tiempo es un bien escaso y, tu lo administras.

Por eso, debes llegar puntual a tu sesión de entrenamiento y tener muchas ganas de entrenar.

Debes encarar tus entrenamientos de hablar en público con la actitud adecuada.

Aprender a hablar en público no es una carrera de 100 metros lisos.

Más bien, se parece a una Maratón.

En ambos caso, la regularidad es importante.

Conviene dedicar una parte de tu tiempo semanal a tu entrenamiento.

Saltárselo NO es lo mejor para el logro de TU objetivo.

Si, además, deseas alcanzar un buen nivel como orador, por que tu futuro profesional depende de ello, deberás dedicar unos cuantos meses, en los casos más sencillos, e incluso años, al menos aquellos que queréis ser primeras espadas de la oratoria, para integrar los aprendizajes que permiten desempeñar la tarea de hablar en público de forma competente, eficaz y profesional.

De alguna forma, necesitarás integrar tus entrenamientos de hablar en público como una parte más de tu rutina semanal, de la misma forma que te lavas los dientes y las manos cada día, y no cuestionas el tiempo que le dedicas a ello, o vas al gimnasio para mantener tu salud,  lucir un cuerpo bonito en cualquier época del año o para ser más efectivo si practicas algún deporte.

Ya sé, alguno de los que leías esto diréis que no vais al gimnasio, ni falta que os hace.

¡Ok!

No me meteré en este tema.

Que cada palo aguante su vela.

Ahora bien, tan sólo piensa si no yendo al gimnasio obtienes alguno de los beneficios asociados a la practica de ejercicio físico de forma regular.

En caso de que sí, ¡seguro que eres un fuera de serie!

Me encantaría conocerte.

¡Nunca he conocido a un fuera de serie!

Sólo he conocido a gente normal y corriente, como yo, con ganas de ser feliz y teniendo que trabajárselo mucho.

De acuerdo, eres un fenónemo.

La buena noticia para ti es que de la misma manera que tienes una salud de hierro, un cuerpazo “tuercecuellos” y eres un “crack” practicando tu deporte favorito, ¡ep!, ¡alto! SIN REALIZAR NINGUN TIPO DE ENTRENAMIENTO FISICO, de la misma manera, digo, podrás alcanzar, como orador el nivel deseado para lograr tus metas en la vida SIN REALIZAR NINGUN TIPO DE ENTRENAMIENTO DE HABLAR EN PUBLICO.

Así las cosas, YO NO TE HAGO NINGUNA FALTA como entrenador de hablar en público.

Ni yo, ni nadie, ¿vamos!

Ahora bien, a menos que seas de ese tipo de personas “perfectas” (¿Existen? ¿Lo eres?) entonces, tendrás que dedicar tiempo, una importante cantidad de tu tiempo semanal a desarrollar tu confianza y a pulir tu capacidad para expresar tus pensamientos, sentimientos e ideas con confianza, claridad e impacto ante tus oyentes, sean estos quienes sean y sea cual sea la situación en la debas hacerlo.

Si tú no lo haces, lo hará tu competencia.

Mientras tú “descansas”, alguien estará entrenando, mejorando su nivel como orador, y en un futuro próximo conseguirá los contratos, apoyo y/o financiación que llevaban tu nombre, pero que alguien más “listo” se ha llevado delante mismo de tus narices.

¡Verás que “gracia” te hará comprobarlo!

¡Despierta!

¡Estamos en el siglo XXI!

Actualmente, saber hablar en público es una necesidad, no un capricho.

Ya pasaron los tiempos en que una persona podía vivir una vida profesional feliz sin tener que hablar en público.

Las cosas, para bien o para mal, ya no son así.

Cuanto antes te des cuenta de ello, y lo aceptes, antes conseguirás tus aspiraciones en la vida.

Si conseguir el éxito que te mereces pasa por aprender a hablar en público de forma competente, eficaz y profesional, además de desarrollar tu confianza y adquirir los conocimientos expertos que necesitarás para hablar con confianza, claridad e impacto, además, digo, necesitarás de la actitud adecuada.

Este es otro refrán popular: “Muchos son los llamados y poco los elegidos”.

Sin embargo, yo te garantizo que si quieres romper las estadísticas y pasar a ser uno de esas “personas mágicas” capaces de cautivar a sus audiencias y moverlas a la acción con la fuerza de sus palabras, la actitud con la que encaras tu entrenamiento será fundamental para lograr totalmente tu objetivo.

Y eso depende de ti, no de mi.

Mis alumnos son personas de todo tipo y condición que tienen algo en común: desean ardientemente alcanzar el éxito que se merecen, por los talentos y capacidades que ya poseen.

En realidad, quieren disfrutar de una mejor calidad y estilo de vida extraordinario por medio del desarrollo de su capacidad para hablar en público con confianza, claridad e impacto en cualquier situación y ante cualquier grupo, ya sean conocidos o extraños.

Si estás interesado en avanzar en la vida, y realmente comprometido con ese objetivo, pero lo que actualmente te limita es tu miedo a hablar en público y/o la falta de conocimientos expertos sobre como preparar y ofrecer una charla de éxito, entonces, sin lugar a dudas nos tenemos que conocer.

En ese caso, soy tu entrenador.

Me gusta trabajar con personas que tienen claro lo que quieren conseguir, que desean ardientemente conseguir su objetivo y que están dispuestas a trabajar en serio para lograrlo, que se comprometen totalmente con aquello que desean para si.

Así lo conseguí yo.

Así he ayudado a otras personas a alcanzar su ilusión de ser oradores.

Así puedes lograrlo tú.

No es magia.

Es ser consecuente con lo quieres conseguir.

¿Lo eres?

¿QUIERES HABLARME DE TU CASO?

¿Quieres contarme tu caso SIN COMPROMISO por ambas partes?

Dale al botón azul  y me pondré en contacto contigo.

QUIERO HABLARTE DE MI CASO

Si te preguntas quien es Josep Cussó, la respuesta es: soy tu aliado a la hora de despertar, desarrollar y actualizar tu potencial para hablar en público con confianza, claridad e impacto, en cualquier situación, ante cualquier grupo.

Me considero un educador visionario y un acompañante eficaz en procesos de cambio sobre el liderazgo y el hablar en público, experto en métodos para sacar al mejor líder y orador que hay en ti y un entrenador “revolucionario” (poco convencional) pero efectivo, en mis métodos.

JOSEP CUSSÓ: TU ALIADO

MI HISTORIA

En el año 1977, durante mi época de estudiante, sufrí un bloqueo que me impidió exponer un tema, a los compañeros de mi clase, que había estado preparando durante 2 meses.

Esta experiencia me hizo preguntar por qué razón no nabía sido capaz de explicarme, por qué me quedé en blanco, por qué mi cuerpo empezó a temblar y a sudar y por qué mi corazón latía con tanta fuerza que pensé que me iba a salir del cuerpo.

También me pregunté de que manera, ese descubrimiento sobre mi, iba a limitar mi vida en un futuro.

Intuí que la respuesta no era muy prometedora para mi.

Tomé la decisión de solucionar el asunto, sí o sí.

Se convirtió en una verdadera obsesión y no paré hasta conseguirlo, muchos años después.

Era otra época. No había la cantidad de conocimiento, ni la oferta de métodos que hay hoy en día.

Tuve que buscar y rebuscar mucho, Sin embargo, siempre fui encontrando aquello que necesitaba en el momento justo y adecuado.

Como dice la frase, “el Maestro aparece cuando el alumno está preparado”.

La inspiración y la fuerza para seguir mi camino a pesar de las dificultades se la debo a Dale Carnegie, un visionario sobre el arte de hablar en público y un pionero en cuanto a la democratización de la enseñanza de esta habilidad, y a Eduardo Criado, el introductor de los cursos Carnegie en España.

Me siento en deuda con ambos, aunque al primero sólo lo conocí por sus libros y sus cursos.

Al segundo sí lo conocí en persona y con quien tuve el placer de colaborar con él.

MÉTODO ECLÉCTICO, GRANDES RESULTADOS

Como ves, he dedicado toda una vida a descubrir los mejores, más eficaces y modernos métodos, herramientas, tecnologías de transformación y cambio personal para aplicarlos al desarollo del potencial en las áreas del liderazgo y del hablar en público, como por ejemplo: el coaching, la PNL, la educación gestalt, los enfoques Dale Carnegie, Toastmasters, Speaking Circles, Sandra Zimmer, Kouzes-Posner, etc.

Mi forma de trabajar es una mezcla de lo mejor de cada casa.

De ahí que me aparte, a menudo, de los métodos clásicos que se usan en la enseñanaza de la oratoria, tanto a nivel individual, como grupal.

Honestamente, puedo decir que en ello radica la eficacia de mi forma de hacer como educador.

Por otro lado, llevo más de 15 años dedicados a la educación de personas adultas en áreas tales como:

  • Hablar en público con confianza, claridad e impacto.
  • Liderar eficazmente grupos de personas hacia el logro de una meta común
  • Transformar un grupo de personas en un equipo.
  • Poner en práctica los valores de un líder inspirador

Declaraciones de Josep Cussó al diario ‘La Vanguardia’

Extracto del artículo ‘LA ORATORIA, UN ARTE QUE SE PIERDE’. 14 de noviembre 2011

“Para Josep Cussó, coach de oratoria y liderazgo, el orador moderno virtuoso, “ya sea abogado o político, debería ser…”

ver más…